Blogia
LENGUAJE Y COMUNICACIÓN

TEXTOS NARRATIVOS

 

La narración.

  • Definición.

Narrar es contar con palabras. Es el relato de sucesos reales o ficticios ocurridos en un tiempo y espacio determinado. 

  • Géneros narrativos.

· La épica.

Narraciones heroicas en verso que contaban aventuras de guerreros populares.

· La novela.

Relato extenso en prosa de un asunto ficticio que parece real.

· El cuento.

Relato breve en prosa de hechos ficticios dirigido principalmente a los niños.


Los elementos de la narración.

EL NARRADOR

El narrador es el sujeto que, desde un punto de visto concreto, cuenta los hechos de la historia, presenta a los personajes, los sitúa en un espacio y tiempo determinados, observa los hechos que le rodean y muestra su forma de pensar y su forma de comportarse. La manera de contarlo todo es importante para la comprensión de la historia.

Entre los distintos tipos de narrador, señalamos los siguientes:

  1. Narrador en 1ª persona: Cuando quien cuenta lo hechos participa en la historia que cuenta. Distinguimos dos clases:

    1. Narrador-protagonista: La historia la narra el personaje principal.

    2. Narrador-personaje secundario: Narra la historia un personaje secundario, que participa en la historia pero no es el protagonista.

  2. Narrador en 2ª persona: Cuando el narrador cuenta los hechos a un tú que a veces puede ser él mismo, de tal manera que se desdobla. Es una técnica que aparece en la novela contemporánea.

  3. Narrador en 3ª persona: Cuando quien cuenta la historia está fuera de ella. Encontramos aquí, también, dos clases:

    1. Narrador objetivo: El narrador es un mero testigo de los hechos y se limita a narrar aquello que ve, sin poder entrar en el interior de los personajes.

    2. Narrador omnisciente: El narrador describe lo que los personajes ven, sienten o piensan. Lo conoce todo sobre el personaje.

                    Ejemplo narrador primera persona :

Hace unos años, -no importa cuántos exactamente-, teniendo poco o ningún dinero en el bolsillo y nada en particular que me interesara en tierra, pensé en irme a navegar un poco por ahí, para ver la parte acuática del mundo. Es un modo que tengo de echar fuera la melancolía.

Herman Melville

            Si cuenta su propia vida se llama autobiografía.

Estaba yo en la cumbre de la colina, en la parte este de la isla, desde donde en un día despejado había llegado a divisar el continente americano, cuando Viernes miró muy atentamente al continente y en una especie de arrebato, empezó a brincar y a bailar y me llamó a gritos, porque yo estaba a cierta distancia de él.

Daniel Defoe (Robinson Crusoe)

           Ejemplo  narrador en tercera persona :

Era Matías Manzano un hombre adormecido, maquinal. Se había acostumbrado a quitar las hojas del calendario, a bostezar; a ponerse la bufanda, a oír cómo le daban los buenos días sus compañeros de la oficina y cómo contestaba él.

Carmen Martín Gaite

LA ACCIÓN. 

La acción está formada por todos los acontecimientos y situaciones que componen una historia. Dichos acontecimientos se pueden organizar en núcleos con cierta autonomía, llamados episodios.

El conjunto de acontecimientos y hechos de la historia se denomina también argumento. La forma de organizar dichos acontecimientos se denomina trama.

  • Orden lineal.

Cuando los hechos se cuentan desde el principio hasta el final.

  • Mitad del relato.

Se empieza en un momento y a partir de él se cuenta lo que pasó antes y después.

  • Por el final.

Se empieza por el final y, a continuación, se cuentan los hechos anteriores.

LOS PERSONAJES.

Los personajes son aquéllos que realizan las acciones que relata el narrador.

Por su importancia en el desarrollo de dicha acción, los personajes pueden ser principales o secundarios. Dentro de los principales se encuentra el protagonista, que es el personaje más importante de todos. A su oponente se le denomina antagonista.

La caracterización de los personajes se puede realizar de diversas maneras:

  1. Por caracterización directa: El narrador, el mismo personaje u otro personaje, bien en bloque, bien gradualmente, describen directamente el físico, el carácter o cualquier otro dato del personaje.

  2. Por caracterización indirecta: El personaje va siendo conocido por el lector mediante sus reacciones, su forma de hablar, sus actuaciones, etc., sin que nadie lo describa.

EL INTERÉS.

Un buen relato debe ser interesante. Para conseguirlo hay que tener en cuenta:

· Dividirlo en capítulos o episodios para que sea más ágil.

· Introducir descripciones de lugares u objetos.

· Introducir diálogos.

· Crear suspenso.

· Dejar el desenlace para el final.


La estructura de la narración.

Los elementos de la narración se organizan para forma un todo interrelacionado. De manera general, distinguiremos tres partes en una narración:

  1. Planteamiento: Es la parte inicial del relato donde se proporciona la información necesaria para que se desencadene la acción posterior.

  2. Nudo: Es el momento de mayor complejidad de la historia y donde se continúa lo iniciado en el planteamiento.

  3. Desenlace: Es el episodio final en el que se resuelve o finalizan los conflictos. A veces el final puede quedar abierto.

El tiempo

El tiempo es el elemento de la narración que tiene en cuenta la duración, sucesión y ordenación en que se producen los distintos acontecimientos.

  1. La duración del tiempo puede ser diverso: varios años, un día, unas horas...:

    1. El tiempo es largo cuando se presenta un período de tiempo muy amplio, muchas veces de años.

    2. El tiempo es corto cuando lo narrado ocupa pocas horas.

  2. El orden temporal de los acontecimientos puede presentarse de diversas maneras:

    1. Desarrollo lineal: Los hechos se presentan con el orden cronológico en que se produjeron.

    2. In media res: La narración se inicia en un punto intermedio de la historia y se van relatando hechos anteriores y posteriores.

    3. Flash-back: La narración empieza por el final y retrocede al pasado.

  3. De acuerdo a la percepción que se tiene del tiempo, éste será:

    1. Tiempo objetivo: Es el tiempo que se puede medir por el reloj: horas, días...

    2. Tiempo subjetivo: Es la percepción que se tiene del paso del tiempo; a veces, una hora se hace interminable.

  4. En cuanto al ritmo de la historia, es decir, la relación entre lo narrado y la forma de narrarlo, podemos hablar de:

    1. Ritmo rápido: cuando los hechos o acontecimientos se suceden con rapidez y abundancia.

    2. Ritmo lento: cuando la narración se demora en descripciones y reflexiones, de tal modo que los acontecimientos son escasos.

El espacio

El espacio es el componente narrativo que se refiere al lugar en el que se desarrolla la acción y por el que se mueven los personajes. Puede haber espacios urbanos, rurales, domésticos, idealizados...

  1. El tratamiento del espacio puede ser diverso:

    1. Cuando las indicaciones espaciales son mínimas.

    2. Cuando el espacio cobra una especial importancia en la narración, dado que está muy relacionado con la evolución del personaje (por ejemplo, en los libros de viaje).

    3. Cuando el espacio físico determina la historia y se convierte en un personaje más (por ejemplo, la selva, el Oeste, la ciudad, etc.).

  2. En relación con la realidad puede ser:

    1. Espacio real: Corresponde con lugares auténticos e identificables.

    2. Espacio imaginario: No existe en la realidad pero ha sido creado a partir de lugares similares de la realidad. Aunque no es auténtico, contiene elementos reales o posibles (por ejemplo, Vetusta, en La Regenta, de Clarín).

    3. Espacio fantástico: No existe ni tiene relación con espacios reales (por ejemplo, los lugares de las novela de ciencia-ficción).

Estilo directo y estilo indirecto en la narración

El diálogo entre los personajes aparece con frecuencia en los textos narrativos. La forma de introducir dicho diálogo puede hacerse de acuerdo a los siguientes procedimientos:

  1. Estilo directo: Cuando los personajes hablan directamente y, por tanto, se transcriben literalmente sus palabras, introducidas por un guión y aclaradas, a veces, por el narrador mediante un verbo de lengua –decir, responder, aclarar, etc...-

    «-No sirvo para nada –decía aquel hombre con el gesto abatido.»

  2. Estilo indirecto: Cuando las palabras del personaje no son transcritas literalmente, sino que mediante una oración subordinada dependen de un verbo de lengua y son modificadas, adaptándolas a las coordenadas temporales del narrador: 

    «Aquel hombre, con el gesto abatido, decía que no servía para nada.»

 Más información relacionada con el tema y ejercicios en :

http://roble.pntic.mec.es/~msanto1/lengua/narrar.htm#m3

http://www.librosvivos.net/smtc/homeTC.asp?TemaClave=1113

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

cecilia -

bufffffff

javiiita -

pongan mas datos po

carrlo s torre s -

hijo de puta

jessica -

M e encantó loque encontré en estas páginas ,era exactamente lo que andaba buscando,gracias a quienes se dieron el trabajo de hacerlo.

JOSELO -

Gracias por linkearme a tu blog, ya estás en el mio.

Salu2
Sigamos haciendo grande a los Sampolinos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres