Blogia
LENGUAJE Y COMUNICACIÓN

GUÍA NARRATIVA OCTAVO BÁSICO

GUÍA NARRATIVA

 El placer de narrar

 

Muchas veces hemos leídos textos que nos cuentan, narran o relatan hechos que nos ponen en contacto con seres y lugares que no pertenecen a nuestro entorno. Pero la riqueza de este tipo de textos está en mostrarnos mundos o situaciones distintos, poco comunes para enriquecer nuestra visión de mundo e imaginación.

Narra consiste en contar una serie de hechos o situaciones, reales o imaginarios, que les suceden a distintos personajes. Por lo general, los textos narrativos están escritos en prosa, pero en ocasiones también pueden estar escritos en verso.

En un texto narrativo podemos distinguir varios elementos: un narrador, un marco, personajes y una estructura narrativa.

 

Núcleo de contenido 1: El narrador

Así como en la lírica el poeta tiene como intermediario al hablante lírico, en la narrativa el autor tiene como intermediario al narrador. Este es quien cuenta la historia. Existen distintos tipos de narrador según su participación en la historia o su conocimiento de ella.

Según su intervención en el desarrollo de la acción, el narrador puede ser narrador externo, que se limita a narrar lo que sucede, o narrador interno, que interviene en la obra.

Dentro del narrador externo podemos encontrar el que cuenta la historia en tercera persona, es decir, se trata de una voz que no participa directamente de la historia, sino que relata la historia desde su propio punto de vista. Dentro de esta categoría encontramos el narrador omnisciente y el de conocimiento relativo.

- El narrador omnisciente es muy frecuente. Omnisciente significa “que lo sabe todo”. Es un término que procede de la palabra latina omnis (todo) y scio (saber). El narrador omnisciente es aquel que conoce todo acerca de los personajes: no solo lo que hacen, sino también lo que piensan, sienten, desean, etc. Por ejemplo:

La puerta se abrió silenciosamente. Miró el fraile hacia adentro y vio que el hombre no estaba sentado ni estaba de pie: estaba extendido sobre la mesa, con los pies hacia la puerta, inmóvil.

Esta actitud inesperada lo sorprendió. ¿Qué haría el hombre en aquella posición? Avanzó un paso, mirando con curiosidad y temor el cuerpo extendido sobre la mesa. Ni un movimiento. Seguramente su presencia no habría sido advertida; tal vez el hombre dormía; quizá estaba muerto. Avanzó otro paso y entonces vio algo que lo dejó tan inmóvil como aquel cuerpo. El hombre no tenía cabeza.

Manuel Rojas. El hombre de la rosa (fragmento). 

En el fragmento anterior estaba relatado en tercera persona. El narrador tenía conocimiento absoluto de los hechos, incluso hasta lo que pensaba el personaje. 

- El narrador de conocimiento relativo cuenta lo que ve solo desde su propia perspectiva, lo que cualquier persona pudiera ver mirado desde fuera. El narrador tiene conocimiento de lo que hacen los personajes, pero no conoce sus pensamientos o deseos. Tampoco sabe lo que sucederá más adelante. Ejemplo:

Allí se quedaron, conversando, en tanto yo buscaba mis ropas, hacía un atado con ellas y las lanzaba hacia la calle, con el gesto del marinero que desde la borda lanza su saco hacia el muelle, al abandonar el barco. Las recogieron. Bajé la escalera: mi padre leía en el salón y mi madrastra, con su rostro hermoso y triste, hacía una labor de bordado, ninguno de los dos hablaba.

Manuel Rojas. Hijo de ladrón (fragmento).

El protagonista ve los hechos desde su perspectiva. No sabe lo que sus padres piensan o sienten, relata solo lo que observa mientras trata de escapar de su casa.

El narrador interno es un personaje que toma el rol de narrador ya que cuenta la historia porque participa en ella. Está en primera persona. Distinguimos dos tipos de narrador:

- El narrador protagonista es el personaje central de la historia. Nos relata lo que le ocurre, lo que hace, lo que siente. Por ejemplo:

Acabo de tener una gran discusión con mamá; lo siento, pero no nos entendemos muy bien. Con Margot tampoco marchaban bien las cosas. Entre nosotros no suelen darse el tipo de estallidos que hay en el piso de arriba, que son bastante desagradables. Estas dos naturalezas, la de mamá y la de Margot, me son totalmente extrañas. En ocasiones comprendo mejor a mis amigas que a mi propia madre.

Ana Frank. El diario de Ana Frank (fragmento). 

Este fragmento es en primera persona, Ana nos cuenta que no se entiende con su madre, de hecho sostiene que comprende mejor a sus amigas que a su madre, dándonos a entender sus sentimientos.

- El narrador testigo. Este tipo de narrador también es un personaje, pero no es el protagonista de la historia, es un personaje secundario. No conoce todo acerca de los personajes, sino que es un mero testigo de lo que sucede. Ejemplo:

 

 

 

Había ido yo a visitar a mi amigo el señor Sherlock Holmes cierto día de otoño del año pasado, y me lo encontré muy enzarzado en conversación con un caballero anciano muy voluminoso, de cara rubicunda y cabellera de un subido color rojo. Iba yo a retirarme, disculpándome por mi entremetimiento, pero Holmes me hizo entrar bruscamente de un tirón, y cerró la puerta a mis espaldas.

 

Arthur Conan Doyle. La liga de los pelirrojos (fragmento).

 

El narrador del fragmento relata que se encontró con Sherlock Holmes cuando sostenía una conversación con un anciano, pero el narrador no supo qué fue lo que conversaron, ni que pensaban en ese momento.

 

 

Los personajes

 

Los personajes

Toda narración está constituida por personajes. Estos son imprescindibles en la historia ya que  a través de ellos se relatan hechos o sucesos que ocurren en el relato. Los personajes son a quienes les suceden las aventuras que se narran.

Los personajes no necesariamente pueden ser personas, también pueden ser animales, cosas, sucesos, seres fantásticos, fuerzas de la naturaleza, etc. Veamos algunos ejemplos:

El pino se dio cuenta de que era inútil hacer entender al porfiado campesino y no siguió hablando, cualquier palabra que pronunciara podría traer peores consecuencias. Prefirió rogar para que el campesino se olvidara de sus pretensiones.

Héctor Hidalgo. “El pino de la colina” (fragmento).

El personaje es un árbol: el pino.

Jacinto buscaba el desquite con la paciencia sorda del que prepara un golpe decisivo. Miró la banca de Ricardo con ojos de codicia: “trescientos pesos”, dijo mentalmente, y se quedó esperando la jugada. Salieron un siete y un rey.

Oscar Castro. Llampo de sangre (fragmento).

 El personaje es un hombre.

 

Clasificación de los personajes

 

Los personajes se pueden clasificar en:

 

Personajes principales

 

Son los primordiales de la historia. A través de los personajes principales se desarrolla la acción principal. Dentro de estos personajes podemos encontrar al protagonista y a los antagonistas.

El personaje protagonista es el más importante de la historia, en torno a él gira la acción ya que Son los que centran la atención del lector. Por ejemplo: en la obra Edipo Rey, el protagonista es Edipo; en El diario de Ana Frank es Ana.

Uno o varios antagonistas son los personajes que se oponen o ponen dificultades al protagonista, impidiendo que cumpla su misión. Por ejemplo: en el cuento “La caperucita Roja” la caperucita es la protagonista y el antagonista es el lobo.

 

Personajes secundarios

 

Son los que participan indirectamente en la historia, es decir, tienen una participación menor. En el caso de la “Caperucita Roja” sería la abuela o el cazador.

 

 

Descripción física y sicológica de los personajes

 

Las características de los personajes pueden ser físicas o psicológicas. 

 

Físicas

 

Las características físicas corresponden a los rasgos o apariencia externa del o los personajes. Por ejemplo: qué rasgos tiene su cara, qué estatura o contextura tiene, cómo se viste, qué accesorios usa, etc. El narrador los describe para tener una noción de cómo son y poderlos identificar. Veamos algunas de estas descripciones:

-  El hombre del chaquetón de cuero tiene una cara blanca, picoteada y deslavada, como algunos palos expuestos a la intemperie. El del poncho, una sonrosada y tierna, donde parpadean dos ojillos enrojecidos y húmedos, cual si por ellos acabara de pasar el llanto.

Francisco Coloane “La botella de caña” (fragmento).

- (…) Llancolén, joven princesa mapuche de belleza indiana. Era de largos cabellos castaños que se los batía el viento cuando corría en medio de la selva o el agua se los distendía al nadar en la laguna.

Oreste Plath “Llancolén” (fragmento).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Psicológicas

 

Las características psicológicas son los pensamientos o estados que refleja el personaje. Son rasgos que se pueden observar a través de las conductas o reacciones de los personajes, sus estados de ánimo, comentarios que realizan, etc. así el lector sabe lo que piensan y sienten los personajes en determinados momentos de la historia. Ejemplos:

- ¡Es cierto! Siempre he sido nervioso, muy nervioso, terriblemente nervioso. ¿Pero por qué afirman ustedes que estoy loco? La enfermedad había agudizado mis sentidos, en vez de destruirlos o embotarlos. Y mi oído era el más agudo de todos. Oía todo lo que puede oírse en la tierra y en el cielo. Muchas cosas oí en el infierno. ¿Cómo puedo estar loco, entonces? Escuchen... y observen con cuánta cordura, con cuánta tranquilidad les cuento mi historia.

Edgar Allan Poe. “El corazón delator” (fragmento).

- Mi dolor de estos últimos días, ese dolor lancinante como una quemadura, se ha convertido en una dulce tristeza que me atrae a los labios una sonrisa cansada. Cuando me levanto, debo apoyarme en mi marido. No sé por qué me siento tan débil y no sé por que no puedo dejar de sonreír.

María Luisa Bombal. La última niebla (fragmento).

 

 

Marco narrativo

 

Dimensiones donde se enmarca la acción

 

La acción es la serie de acontecimientos reales o imaginarios que viven los personajes, constituyendo el eje de la trama. Estas aparecen ordenadas de acuerdo a cómo van sucediendo.

Para que la acción tenga lugar y la historia se sitúe dentro de un contexto, necesariamente debe tener un espacio y tiempo determinado. Estos varían de acuerdo al tema y argumentos que tenga el relato: una narración que trata sobre un mundo futurista tiene distinto tiempo y/o espacio al de una narración de la prehistoria. En consecuencia, el marco narrativo está constituido por dos grandes dimensiones: el espacio y el tiempo.

 

Espacio narrativo

 

Responde a la pregunta ¿dónde? Es el lugar en que se desarrolla la acción. Este puede ser real o ficticio. Por ejemplo:

- Afirmado en la barandilla de estribor, el marinero parecía esperar a alguien. Tenía en la mano izquierda un envoltorio de papel blanco, manchado de grasa en varias partes. Con la otra mano atendía la pipa.
... Entre unos vagones apareció un joven delgado; se detuvo un instante, miró hacia el mar y avanzó después, caminando por la orilla del muelle con las manos en los bolsillos, distraído o pensando.

Manuel Rojas. “El vaso de leche” (fragmento).

El espacio narrativo se da en el mar, en un barco, más específicamente en la barandilla del estribor.

- Cada tarde, a la salida de la escuela, los niños se iban a jugar al jardín del Gigante. Era un jardín amplio y hermoso, con arbustos de flores y cubierto de césped verde y suave. Por aquí y por allá, entre la hierba, se abrían flores luminosas como estrellas, y había doce albaricoqueros que durante la Primavera se cubrían con delicadas flores color rosa y nácar, y al llegar el Otoño se cargaban de ricos frutos aterciopelados. Los pájaros se demoraban en el ramaje de los árboles, y cantaban con tanta dulzura que los niños dejaban de jugar para escuchar sus trinos.

-¡Qué felices somos aquí! -se decían unos a otros.

Oscar Wilde “El gigante egoísta” (fragmento).

En este fragmento el espacio narrativo está dado por la descripción que se hace del jardín del Gigante, ahí es donde se desarrollarán los acontecimientos.

Tiempo narrativo

 

Responde a la pregunta ¿cuándo? Es el momento cronológico en que se desarrolla la acción. Este tiempo puede ser presente, pasado o futuro.  Ejemplos:

- En la pausa del mediodía, justo cuando iba sola de vuelta a casa a prepararme la sopa del almuerzo, Sepúlveda me interceptó con rostro agrio y voz ronca:
... -Quiero hablarte.

Antonio Skármeta. “La chica del trombón” (fragmento).

El tiempo narrativo se refleja en la expresión “en la pausa de mediodía, justo cuando iba sola de vuelta a casa a prepararme la sopa del almuerzo” lo que indica una hora del día.

 

- Era ya de noche, una noche de finales de mayo, y un chico de trece años subía en bicicleta por una carretera comarcal bordeada de altas coníferas, de regreso a su casa, una granja junto a un pequeño bosque. 

Laura Gallegos. Memorias de Idhún (fragmento).

En este fragmento la acción transcurre en una noche del mes de mayo.

 

 

 

Ambiente

 

El ambiente es el espacio en el cual se mueven los personajes. Existen al ambiente físico y sicológico.

 

-          Ambiente físico:

 

 

Es el lugar propiamente tal donde los personajes se mueven, viven existen. Estos lugares pueden ser determinados como un pueblo, un país sea real o ficticio o indeterminados como una playa, un bosque, etc. 

 

Ejemplo:

 

- “En la ribera del río, en una casucha de piedras vivía una familia muy pobre”.

 

- Ambiente sicológico:

 

Es la atmósfera, sensación o clima emocional donde transcurren las acciones. Por ejemplo puede existir un ambiente feliz, una ambiente hostil, lúgubre, depresivo, de incertidumbre, etc.

-Tenemos que intentar quitárnoslo de encima -dijo entonces la hermana, dirigiéndose sólo al padre, porque la madre, con su tos, no oía nada-. Los va a matar a los dos, ya lo veo venir. Cuando hay que trabajar tan duramente como lo hacemos nosotros no se puede, además, soportar en casa este tormento sin fin. Yo tampoco puedo más- y rompió a llorar de una forma tan violenta, que sus lágrimas caían sobre el rostro de la madre, la cual las secaba mecánicamente con las manos.

-Pero hija -dijo el padre compasivo y con sorprendente comprensión-. ¡Qué podemos hacer!

Pero la hermana sólo se encogió de hombros como signo de la perplejidad que, mientras lloraba, se había apoderado de ella, en contraste con su seguridad anterior.

 

Franz Kafka. La metamorfosis (fragmento).

 

 

La estructura de la narración

 

El argumento es la sucesión de acciones o acontecimientos que el narrador relata. El tema es aquella idea principal que el autor ha querido transmitir plasmándola en la obra. Para que el tema y el argumento tengan sentido hay que estructurarlos de tal manera que puedan ser distribuidos en la narración.

La estructura de los textos narrativos suelen responder a este esquema: situación inicial o planteamiento, desarrollo y desenlace.

 

En la situación inicial o planteamiento se presentan los personajes principales (protagonistas y antagonistas), el tiempo y el lugar donde se desarrollarán los acontecimientos.

 

En el desarrollo surgen diferentes acontecimientos, aparecen más personajes secundarios y empieza a urdirse los planes de los antagonistas para impedir las intenciones del  o los protagonistas, siendo el  nudo el momento de mayor tensión del relato, es el momento de mayor interés e intriga.

 

El desenlace es la resolución los todas las acciones transcurridas, es el final del relato, cuando se resuelve la intriga.

 

Veamos un ejemplo:

Durante una cacería por los bosques, el famoso Finn Mc Cumhaill, vió cruzar repentinamente la senda que seguían, a una hermosa cierva dorada, lo cual hizo que los perros se lanzaran en su persecución. Luego de varias horas de seguirla, llegaron a un fresco valle, donde la cierva, sin duda muy cansada por la carrera, se detuvo y cayó al suelo. (Situación inicial o planteamiento)

Inmediatamente, los perros se lanzaron hacia ella, pero para el asombro de Finn, en lugar de atacarla, comenzaron a jugar a su alrededor, lamiendo su cara y su cuello. Finn dió órdenes de que nadie la dañara, y todos comenzaron el regreso hacia el castillo, con la cierva y los perros siguiéndolos, jugando armónicamente mientras lo hacían. (Situación inicial o planteamiento)


Durante la noche, Finn despertó sobresaltado, y vio parada al lado de su cama a la mujer más bella que jamás se hubiera visto. "Yo soy Sadv, querido Finn, -dijo la dama- y soy la cierva que seguiste hoy. Como no quise brindarle mi amor al druida del Pueblo de las Hadas, me hechizó condenándome a llevar esa forma, de esto hace ya tres años. Pero uno de sus esclavos, un buen amigo, me dijo que si lograba entrar en la fortaleza de Allen, recuperaría mi forma original." (Desarrollo)

Y así Sadv se quedó a vivir en el castillo, como esposa de Finn, cuyo amor era tan profundo que ya no sentía deseos de ir a la guerra o de cacería. Pero una mañana le llegó la noticia de que se avecinaba un ataque por mar; los Hombres del Norte se encontraban en la bahía de Dublín y venían hacia su dominio. (Desarrollo)

Sólo siete días permaneció Finn fuera de su casa. Al regresar, no vió a Sadv esperándolo, entonces preguntó a sus sirvientes por ella. Uno de ellos, el más fiel y servicial, con mucha pena le dijo: "El día antes del de ayer, nos pareció veros llegar, y todos nos apresuramos hacia el portal, pero en cuanto la Reina Sadv lo cruzó, un fantasma apareció la cubrió con niebla y en su lugar sólo quedó una cierva dorada. Los perros la acosaron y no le permitieron volver al portal, obligándola a huir hacia el bosque. No la volvimos a ver más."  (Desarrollo)


Finn se estrujó las manos, y se retiró con muchísimo pesar a sus habitaciones. Jamás fué el mismo, y durante siete años la buscó por toda Irlanda. Finalmente, siguiendo un rastro de jabalíes en los montes de Ben Gulbann, oyó que los perros ladraban furiosamente. Se llegó hasta allí, y descubrió un niño desnudo, de largos cabellos rubios. Finn y sus hombres alejaron a los perros, y condujeron al niño al castillo. (Nudo)

Cuando pudo hablar, contó que nunca había conocido a sus padres, sino sólo a una bella cierva dorada, con quien había vivido en un valle profundo y hermoso. Esto había sido así hasta que una tarde descendió una niebla espesa y cubrió a la cierva, haciéndola desaparecer de su lado. (Nudo)

Inmediatamente comprendió Finn que la cierva no era otra que su amada Sadv, y este niño, su hijo. Lo nombró Oisín (pequeño ciervo), quien más tarde se transformó en un famoso guerrero, y casó con Niam, la del pelo dorado. (Desenlace)

 

 

 

Una narración puede tener un final abierto, es decir, el lector no sabe cómo termina el relato y tiene que imaginárselo o un final cerrado  cuando este no tiene continuación, seda al lector sin posibilidad de imaginárselo.

Hay que tener presente que las acciones también pueden ser principales o secundarias. Principales cuando las acciones son realizadas por los protagonistas y son vitales para la historia y las acciones secundarias que pueden o no aparecer en la historia, sin alterarla, solo entrega más detalles de las situaciones, pero si es necesario, se puede prescindir de ellas. Sólo acompañan al acontecimiento principal.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

matias -

esta super bueno (A)

Amanda Plaza -

Gracias por el aporte, lo importante es que el material está adaptado al curriculum y facilita la selección de la información y por sobre todo me ha servido para actualizar contenidos y apoyar a mis alumnos en este hermoso proceso de aprender
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres