Blogia
LENGUAJE Y COMUNICACIÓN

GUÍAS ACTOS DE HABLA / MODALIZACIONES DISCURSIVAS

Contexto sociocultural de la comunicación

Niveles de habla y relación entre los hablantes

Situación comunicativa

Es la que se produce cuando un hablante o emisor se comunica con un oyente o receptor utilizando un código en un contexto determinado en el que intervienen factores extralingüísticos.

Los factores extralingüísticos son aquellos que no se relacionan directamente con el lenguaje sino con el uso que los hablantes hacen de él.

Lo primero que debemos reconocer es que las situaciones comunicativas son diferentes unas de otras y que nos exigen adaptarnos a sus requerimientos y garantizar el éxito de la comunicación. 

Al considerar la situación comunicativa específica tendremos que tener en cuenta en qué lugar estamos, con quién estamos hablando, qué relación tenemos con esa persona, cuál es el tema y el propósito de la comunicación. Al respecto conviene analizar qué sucede cuando un hablante no se adapta a la situación y no adecua su vocabulario, pronunciación, construcción de oraciones y gestualidad a la relación que tiene con su interlocutor y a las circunstancias en que se realiza la comunicación.

Niveles de habla

La situación comunicativa está determinada por el contexto sociocultural en el que intervienen condiciones que comparten los hablantes en el ámbito de la estructura social, el desarrollo cultural, las experiencias y conocimientos.

Lo anterior influirá en nuestra actuación lingüística, es decir, cómo usaremos el lenguaje de un modo adecuado a la situación comunicativa, dependiendo en primer lugar de nuestro desarrollo sociocultural que nos permitirá usar un nivel de habla más o menos culto o inculto y tener una actitud formal o informal dependiendo de las circunstancias.

El nivel culto o inculto está en relación directa con el grado de competencia de los hablantes o el grado de internalización de las normas que define su saber lingüístico.

Factores determinantes del uso de habla (culto o inculto).

  1. Grado de escolaridad.
  2. Ámbito de interacción social.

Factores determinantes de la actitud (formal o informal).

  1. La situación misma (formal o informal).
  2. La valoración que tiene en el contexto.
  3. El tipo de relación entre los participantes.

 

 Los registros de habla

De este modo podemos distinguir cuatro registros de habla que resultan de la combinación entre el nivel de habla y la actitud adoptada por el hablante de acuerdo con la situación.  

 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Características de los registros de habla

 

 

Nivel

Culto formal

Culto informal

Inculto formal

Inculto informal

Aspecto

Finalidad relevante

Transmisión de contenidos.

Interacción comunicativa informal.

Transmisión de contenidos.

Interacción comunicativa informal.

Usos orales

Noticias, entrevistas de trabajo, reuniones de trabajo, disertaciones, etc.

Programas televisivos y radiales de entretención.

Situaciones coloquiales.

Entrevistas de trabajo, reuniones de trabajo, disertaciones, etc.

Situaciones coloquiales.

Usos escritos

Editoriales, informes, actas, ensayos, trabajos escolares, etc.

Cartas personales, mensajes, recados, etc.

Solicitudes, cartas formales, etc.

Cartas personales, mensajes, recados, etc.

Vocabulario

Variado, amplio, preciso  y pertinente.

Utilización de términos abstractos.

Menos preciso. Uso de diminutivos y aumentativos.

Se acortan las palabras.

Se usan palabras propias de una jerga determinada.

Tendencia a usar términos concretos.

Se usa la ultracorrección (toballa por toalla).

Uso de muletillas.

El vocabulario es escaso y poco variado y puede hacerse una inutilización incorrecta de las expresiones.

Escaso. Existe alteración fonética y morfológica.

Tendencia a usar términos concretos.

Uso de muletillas.

Utilización de jergas.

Pronunciación

Correcta. Se modula y se tiende a pronunciar la su final y las intermedias de una palabra.

Correcta.

Tendencia a acortar las palabras.

Tendencia a acortar las palabras.

 

Tipos de oraciones

 

Formulación precisa de oraciones complejas.

 

Simples.

 

El hablante intenta hablar correctamente y complejiza, en ocasiones, de modo incorrecto las oraciones utilizadas.

 

No se aplica en una formulación específica y es abundante la falta de coordinación.

Normas gramaticales y/o ortográficas

Se respetan.

Se respetan en menor medida.

Existe la intención de respetarlas, aunque el hablante posee un escaso manejo de ellas.

No se respetan.

Gestualidad

Controlada.

Más expresiva y espontánea.

Manejo expresivo.

Abundante. Reemplaza a veces a las palabras.

 

Es relevante detenerse en el análisis de la aceptación social y que los estudiantes propongan formas de aceptación y propuestas de mejoramiento, con el fin de evitar una discriminación que nace de un juicio sin profundidad en el análisis de los elementos determinantes de los usos.

La relación entre los hablantes

En las situaciones formales la relación entre los hablantes suele ser asimétrica y jerárquica. Ejemplos de ellos son: entrevistas de trabajo, conversación con profesores y autoridades del colegio, etc.

En cambio, en las situaciones informales la relación entre los hablantes es simétrica, es decir, se trata de una relación entre pares.

Conviene conducir la reflexión respecto de si es posible una comunicación informal entre personas que mantienen una relación asimétrica o jerárquica. En este caso se debe contextualizar la argumentación de una respuesta positiva con ejemplos de la vida diaria que lleven a concluir que este tipo de comunicación es posible y que en ella influye el nivel de confianza entre los hablantes, a pesar de la asimetría de la relación. Por ejemplo: las conversaciones entre padres e hijos.

El lenguaje como acción 

Los actos de habla o expresiones realizativas

Hablar no es solamente decir, también en ello esta implicada una acción. Con lo que enunciamos influimos en los oyentes y generamos una acción y afectamos el desarrollo de los hechos en nuestra interacción diaria con los otros. Esto se debe a que el habla obedece a los propósitos que tengamos como hablantes, es decir, queremos pedir, preguntar, dar una orden, alertar, etc., y los demás realizarán también acciones en consecuencia.

En todo acto de habla se dan tres tipos de actos:

  1. Un acto locucionario que es el acto de decir, o sea, articular palabras y se enuncia algo.
  2. Un acto ilocucionario que es el acto que representa nuestra intención: prometer, ordenar, preguntar, etc.

Hay que agregar que existen los llamados verbos performativos que reúnen el decir y el acto deseado, por ejemplo: yo te bautizo. El solo hecho de mencionar estas palabras hace que el ser bautizado se consume.

“Yo te bautizo” tiene valor en el contexto mismo del ritual. En otra circunstancia no tiene validez.

  1. 3.                   Un acto perlocucionario que es el acto que realiza el intelocutor como efecto de nuestro acto ilocucionario.  

Es conveniente tener presente que esto implica que nuestros actos de habla producen efectos. De allí que sea importante dirigir, regular y controlar nuestro discurso para no dañar a otros con lo que decimos.

Coincidencia entre el enunciado y la acción

El significado del enunciado no siempre coincide con la acción que se efectúa. Para entender esto es necesario distinguir el enunciado en sí mismo, la intención comunicativa y en contexto.

De este modo podemos tomar como ejemplo lo dicho por una madre a su hijo que escucha música a un volumen excesivo: “¿Acaso estás sordo?”. La intención de la madre es que baje el volumen y no que su hijo le responda si esta sordo o no.

 

 

 

 

Los distintos tipos de actos de habla

Acto de habla directo: Es el acto de habla en el que existe coincidencia entre lo que se dice y la intención que se tiene al decir.

Acto de habla indirecto: El propósito del enunciado puede estar implícito en el acto de decir, pero no resulta claro y preciso como el acto de habla directo por lo que puede resultar ambiguo y aumentar las posibilidades de interpretación.

Los macroactos de habla

Existen actos de habla globales que se realizan utilizando una secuencia de actos de habla específicos. El macroacto se relaciona con tipos de textos, es decir, un texto como macroacto puede tener la intención global de narrar, pero utiliza además secuencias descriptivas, explicativas, etc.

Es recomendable para la comprensión cabal de este concepto el análisis de un cuento identificando los actos particulares que lo conforman. 

Modalizaciones discursivas

La modalización discursiva es la expresión de la actitud del hablante en relación con lo que dice. Tiene que ver fundamentalmente con la distinción entre hecho y opinión.

El Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua (http://www.rae.es/rae.html), entre sus definiciones de hecho da las siguientes: 4. m. Acción u obra. 5. m. Cosa que sucede. 6. m. Asunto o materia de que se trata. Respecto de opinión presenta: 1. f. Dictamen o juicio que se forma de algo cuestionable. 2. f. Fama o concepto en que se tiene a alguien o algo.

Al respecto hay dos tipos principales de modalización discursiva: la exposición de hechos y la manifestación de opiniones.

Exposición de hechos

Las afirmaciones se limitan a dar conocer un hecho o una situación de manera objetiva.

Ejemplo: Pintaron de color blanco la fachada del colegio.

Manifestación de una opinión

Las afirmaciones se limitan a dar conocer un hecho o una situación de manera objetiva.

Ejemplo: Pintaron de color blanco la fachada del colegio.

Manifestación de una opinión

Nos referimos a hechos o situaciones dando nuestros puntos de vista o sentimientos respecto de ellos, es decir, nuestra modalidad es subjetiva.

Ejemplo: Me parece que la fachada habría quedado mejor si la hubiesen pintado de color azul.

Es conveniente profundizar reflexionando en torno a que las modalizaciones pueden mezclarse cuando damos a conocer un hecho y filtramos una opinión.  Lo importante es ser conscientes delo que es parte de la objetividad y lo que corresponde a la subjetividad.

Del mismo modo debemos tener en cuenta que hay opiniones que se emiten de tal modo que parecen exposición de hechos.  El atender a ello permitirá que desarrollemos nuestra capacidad analítica y crítica ante los mensajes que recibimos.

En este ámbito conviene observar la presencia de verbos declarativos y verbos de opinión.

Los verbos declarativos expresan una enunciación pura (contar, declarar, anunciar) en los que se asume lo que se dice como hecho, mientras los verbos de opinión indican que no se asume lo dicho como hecho sino como opinión (creer, pensar, estimar).

 

 

 

 

 

Hechos y opiniones

¡Me dijiste que hablarías con tu jefe!

¡No!, te dije creo que hablaré el problema con mi jefe.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

            Todos los seres humanos poseemos una competencia lingüística, la que se relaciona directamente con los dominios de ciertas normas o reglas de nuestro idioma, por ejemplo, el reconocimiento de significados para palabras específicas, la ortografía, las reglas de redacción, entre otras. Pero los hablantes debemos poseer una segunda competencia para poder adaptar lo anterior a situaciones comunicativas determinadas, nos referimos a la competencia comunicativa

            Lo anterior ocurre a partir de la contextualización de los enunciados, es decir, cuando redactamos un mensaje, tomamos en cuenta un sinnúmero de factores, como por ejemplo: mi receptor, el ambiente, el nivel de relación con el receptor, el tipo de mensaje, entre otros.

            Este proceso demuestra la capacidad incidental y formal de los hablantes para seleccionar o escoger diversas estrategias con el objetivo de lograr la comprensión de una idea. Observemos el ejemplo con la frase “estoy tranquila”:

 

Estoy tranquila

¡Estoy Tranquila!

¿Estoy tranquila?

Creo que estoy tranquila

 

            Podemos apreciar que la frase está presente en todas las expresiones anteriores, pero ¿Significan lo mismo?

            Es aquí donde nos encontramos con un fenómeno muy importante en el lenguaje: las modalizaciones discursivas.

Ellas son expresiones que selecciona el emisor en relación a una enunciación subjetiva de quien lo emite, es decir, es la manifestación de la actitud del hablante frente a lo que enuncia o dice.

 

¿Cuál es la diferencia entre las siguientes oraciones?

Mi madre compró dos kilos de manzanas.

Probablemente mi madre compró dos kilos de manzanas.

 

            Efectivamente, la primera manifiesta una certeza del emisor con respecto a lo que comunica, mientras que la segunda denota inseguridad.

            Para poder entenderlo a cabalidad se hace necesario distinguir entre hechos y opiniones.

 

 

Los hechos

            La Real Academia Española lo define como: “Cosa que sucede”, esto quiere decir que cuando un individuo emite un hecho es porque está informando acerca de una situación lógica, de sucesos reales, por lo tanto, el nivel de compromiso con sus palabras es alto: cree efectivamente que el acontecimiento sucedió, sucede o sucederá.

            La definición científica no dista mucho de la anterior, se delimita como algo que se asume cierto, aunque podría ser refutado en el futuro. Esto significa que ese hecho es "verdad provisionalmente". Se acepta como cierto, como verdad, durante un tiempo y en un contexto.

            En síntesis, en los hechos existe una objetividad mayor en los mensajes que se realizan y se establecen datos determinados. Observemos la siguiente oración extraída de una noticia:

 

“El Ministerio de Educación desarrolló -en 2005- el Programa de Apoyo al Transporte Escolar Rural que funciona como un fondo concursable anual” (La Nación)

 

“Por segunda vez en menos de dos meses el departamento encargado de administrar la Prueba de Selección Universitaria (PSU) extendió el plazo de inscripción para rendir dicho examen, obligatorio para ingresar a las universidades tradicionales” (La Segunda)

 

            En ambos se distingue un compromiso del periodista hacia sus palabras, es decir, las considera ciertas y las comunica como tal.

 

 

 

 

 

Las opiniones

            La Real Academia Española lo define como “Dictamen o juicio que se forma de algo cuestionable”, es decir, son las opiniones personales, los juicios valorativos que se realizan a partir de una realidad. Predomina la apreciación por sobre la observación.

            Los antecedentes pasan por un “colador” personal que incluye experiencias personales, sentimientos y puntos de vista que conlleva un  proceso de análisis subjetivo.

            En este sentido el hablante inserta una carga emocional a sus palabras y se compromete con una idea o tendencia.

 

Observemos este fragmento de una carta al director

 

“Considero que como universidad estatal y regional, estamos en desmedro si se trata de competir con los privados.” (La Estrella de Arica)

 

“Los resultados del Simce 2007, lamentablemente no aparecen mencionados en el reportaje, muestran un alza considerable con respecto a los de 2006: de 212 a 251 puntos en Lenguaje; 186 a 239 en Matemática; 204 a 240 en Comprensión del Medio.” (El Mercurio)

 

            Existen algunas palabras claves que nos señalan un juicio valorativo: considero y estamos en desmedro, lamentablemente, considerable.

 

            Tomando en cuenta lo anterior, las modalizaciones discursivas se pueden clasificar en:

 

1. Lógicas (ligadas a los hechos): se realizan cuando el emisor manifiesta su mensaje con seguridad, pese a que pueda ser una pregunta o una afirmación. Ellas se dividen en:

a) Duda: donde existe un alto grado de incertidumbre: “quizás”, “podría ser”, “a lo mejor”, etc.

 

“Creo que no me darán permiso para ir a la fiesta”

“Quizás viaje este fin de semana”

 

 

b) Certeza: una idea indudable, planteada con seguridad: “estoy seguro o convencido que”.

 

“No me darán permiso para ir a la fiesta”

“Iré de viaje este fin de semana”

 

2. Apreciativas (relacionadas con las opiniones): el hablante califica el elemento a enunciar, emite juicios y valoraciones positivas o negativas.

 

“No es correcto ni adecuado ir a esa fiesta, porque no me han invitado”

“Me encanta viajar los fines de semana”

 

            Como se ha podido apreciar, los emisores demuestran una tendencia, un compromiso con sus palabras, por lo tanto, debemos tener mucho cuidado en escogerlas.

 

 

operadores lingüísticos

 

Modales:

            Se denominan operadores modales a todas aquellas palabras que colaboren en la identificación de modalizaciones discursivas. Son huellas, palabras claves que ayudan a descifrar el grado de compromiso del hablante con sus enunciados.

            Te invitamos a observar las siguientes listas:

 

a)                  Operadores modales valorativos:

me alegra (que),

me gusta (que),

temo (que),

me asombro de (que), me interesa (que),

me agrada (que),

es interesante (que), me encanta (que),  me extraña (que),

es importante (que), me preocupa (que), es una pena (que), siento (que),

lamento (que),

es una lástima (que), lo que es peor, conviene (que),

lo peor es (que),

me hace feliz (que), no tengo empacho en (que),

siento más placer en (que),

no tengo vergüenza de (que),

estoy orgullosa de (que),

me satisface (que), tengo confianza en (que),

tengo miedo de (que) el gran placer mío es (que)

prefiero (que)

me importa mucho (que)

tengo temor de (que) me pesa (que)

 

 

 

b) Operadores modales de certeza:

 

ciertamente,

claro (que), efectivamente,

sin duda, evidentemente,

sin lugar a dudas, exactamente,

en efecto,

francamente,

por supuesto, indudablemente,

lógico,

en realidad, lógicamente, naturalmente,

seguro (que),

(no) propiamente,

con (toda) seguridad, realmente,

en verdad, verdaderamente,

de veras,

precisamente,

de verdad,

a decir verdad,

por cierto,

es obvio que.

c) Operadores modales de probabilidad:

 

 Es probable que, a lo mejor, podría ser que, es muy dudoso que, tal vez, etc.

 

Los operadores modales valorativos están unidos a la modalización apreciativa, puesto que se califican los elementos, en cambio los operadores modales de certeza y de probabilidad se enmarcan en la modalización lógica, ya que se manifiesta el mensaje con seguridad. Otros modalizadores podrían ser:

 

Los adjetivos:

Señor Director:

Los Juegos Olímpicos de Beijing están por terminar y nuestra historia se repite. Con la loable excepción de un tenista profesional, formado gracias al esfuerzo propio y de su familia, el resto de nuestros representantes han estado muy lejos de las expectativas de los chilenos. Algo similar ocurrió en los juegos anteriores. Es probable que luego de largos años de éxitos en el desarrollo de nuestra economía e institucionalidad nos hayamos puesto más exigentes que de costumbre. También es probable que la práctica masiva del deporte -la que tampoco se observa- sea más importante que los resultados de unos pocos deportistas de alta competencia. Obtener medallas internacionales y una población sana y deportista es algo difícil de medir en términos de bienestar de nuestros compatriotas. Pero, intuimos, la contribución del deporte -en ambos casos- debe ser alta.

El Mercurio

           

 

 

Efectivamente, los adjetivos calificativos  y las frases adjetivas, son utilizados también para marcar valoración subjetiva a los mensajes. Observa:

“Algo similar ocurrió” o “Algo ocurrió”. La primera posee una carga personal y emocional que la diferencia de la segunda más lógica y objetiva.

 


 

Los actos de habla

            Cada vez que un emisor comunica una idea genera acciones tanto en su mensaje como en los demás. Los actos de habla ilocutivos se concentran en el compromiso de quienes lo emiten con el contexto.

            En acto ilocutivo asertivo el hablante se compromete con la realidad de sus palabras. Algunos ejemplos de verbos serían:

Aseverativos     : afirmar, declarar, indicar, sostener, explicar, constatar, etc.;

Predictivos       : predecir, profetizar, diagnosticar, etc.;

Descriptivos      : describir, clasificar, caracterizar, identificar, atribuir, tachar de, etc.;

informativos      : informar, anunciar, comunicar, recordar, etc.; confirmativos: certificar, 

                          testificar, corroborar, etc.;     

concesivos       : conceder, admitir, reconocer, etc.;

retractivos        : retractarse corregir, negar, etc.;

distintivos         : disentir, rechazar, etc.;

disputativos      : disputar, objetar, protestar, etc.;

responsivos      : contestar, responder, replicar, etc.;

supositivos       : suponer, presumir, postular, etc.; y

 

Estos actos se asocian directamente con las modalizaciones lógicas ya sean de certeza o de duda.

 

            Otro acto de habla ilocutivo es el expresivo, en él el hablante mantiene una relación de empatía con un tema determinado

Algunos ejemplos de verbos serían:

asentivos                     : asentir, aceptar, aprobar, aplaudir, etc.;

fácticos                                    : saludar, dar la bienvenida, desear lo mejor, etc.;

los solidarios                  : felicitar, etc.;

los exculpatorios           : exculpar, perdonar, defender, comprender, etc.;

y los compensativos     : reconocer, agradecer, etc.

Son negativos los:

Disentivos                    : disentir, rechazar, desestimar, desdeñar, oponerse, etc.;

Inculpatorios                 : lamentar, disculparse;

incriminatorios

 solidarios                    : compadecerse deplorar, comprender, etc.

 

Como se puede confirmar los actos de habla expresivos son parte de la modalización apreciativa. Observa el ejemplo

Lia                   : Hola, Catalina.

Catalina            : Hola

Lia                   : Ayer fui al cine                       = modalización lógica de certeza

Catalina            : ¡Qué bueno!                           = modalización apreciativa

Lia                   : Parece que te gusta el cine     = modalización lógica de duda

Catalina            : El cine es muy entretenido      = modalización apreciativa

 

            Los seres humanos necesitamos comunicarnos a través de modalizaciones discursivas, de otra manera nuestro interlocutor (receptor) no entendería el mensaje. El problema radica en que en muchas ocasiones quisiéramos comunicar algo, pero no logramos hacerlo. Es por eso que debemos poner especial énfasis en las selecciones que vayamos utilizando con el fin de que no existan malos entendidos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres